miércoles, 30 de junio de 2010

La vida de mi hermano.

LaVidaDeMiHermano
Me duele tu tristeza, tu dolor, tu hambre,
Verte vagando y buscando tu diario vivir,
Tu mirada herida, dura y altiva,
Tus palabras que hablan solo de sobrevivir.

He visto tu andar, y me duele el corazón,
Verte andar entre las drogas, entre el dolor,
Entre la prostitución, entre las noches cortas con los muchos,
y los días largos sola encerrada,
Entre el robo, la muerte y el dolor.

Te he visto y me ha dolido el corazón,
Yo estoy en la comodidad de mi habitación,
Mirando de lejos, mirando tu triste condición.
Me duele mi alma, al verte mi hermana, mi hermano,
A donde la muerte, el engaño y el pecado,
Te han tirado, te han destrozado, sin compasión.

Pero el que me mostró tu condición,
Me dijo escribe, tira tu pan a las muchas aguas,
Que después de muchos días volverá a ti,
Y yo te escribo mis palabras, diciéndote,
Que te amo, que no estás solo, yo siento por ti,
Yo oro por ti, el Señor te sacara de allí,
Porque bueno es Él, que te ama, ¡oh! como te ama el Señor.

Oh si me escucharas, si oyeras hoy mi voz,
Déjate ayudar del Rey de Reyes, del buen pastor,
Su nombre es Jesús, el Cristo, el Señor,
Yo solo soy el mensajero, Él es el Señor,
Me saco a mí, como a ti también lo hará,
Si tan solo creyeras, cree, y lo veras,
Te librara de la muerte, te dará fuerzas para vencer.

Yo sé que has llorado, yo sé que has sufrido,
Pero es hora de dejar eso atrás, solo tienes que venir a él,
A Jesús, dile que te ayude, clama a Jesús,
No te arrepentirás.

¿Cómo? Gritas en tu interior,
Como, si he hecho lo impensable,
Si he dañado al inocente, si he hecho lo indecible,
Solo por amor, es esa la única razón,
Él te ama, y te quiere perdonar,
Atrévete a venir a Jesús,
Pide perdón, escúchame, escúchame,
El cielo está al alcance de tu mano,
Solo clama a Jesús, el Cristo, pide perdón.

He visto calles hermosas, llenas de luz,
He visto la carita del niño enfermo, radiante, sano,
He visto al que tenía hambre, compartir el pan,
Al que cojeaba de dolor, ayudar con su correr,
He visto al huérfano, besar y abrazar a sus padres,
Al que moría en la droga, dar clases de templanza,
He visto mi vida, salir de la plena oscuridad,
A su maravillosa luz,
Y te vi a ti, que lees mi mensaje, llorar de amor,
Alegrarse conmigo, orar por el afligido,
Vi a muchos hermanos, clamar por el que no tiene fuerzas,
Y a todos nos unía el mismo espíritu,
El Espíritu del Señor,
Y en medio de todos, estaba Él,
Precioso Señor, mirándonos con amor,
Preciosos hijos, dijo,
Clamen por el abatido, oren por el que no ve consuelo,
Levanten al caído, compartan el pan con el hambriento,
En esto conocerán todos que son mis discípulos,
En que os amáis, los unos a los otros.

Esto es para ti, para el que tiene oídos y oye.
Amén.

Henry Padilla Londoño

3 comentarios:

  1. Invitación para las mujeres y las jovenes.
    Blog Princesas de Deus (Princesas de Dios)
    Puedes leer en tu idioma haciendo clic en la bandera de España, arriba a la derecha.
    Únete!

    http://princesas-de-deus.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Amen que bonito hermano Henry en alguna parte me quedo como anillo al dedo, me gusta ayudar pero hoy necesito ayuda, Gracias por sus oraciones. ♫♥♪

    ResponderEliminar
  3. Bendiciones a Genilda, gracias por su invitación.
    Gracias a Azucena, el Señor te proveerá toda la ayuda, y en cuanto yo pueda también lo hare. Somos hijos del Rey, no lo olviden...

    ResponderEliminar