martes, 4 de mayo de 2010

Mas las fábulas profanas y de viejas desecha, y ejercítate para la piedad. 1 Timoteo 4:7

Continuando en parte el tema de "Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina", el Espíritu, a través de Pablo nos enseña que no debemos prestar oído a fábulas profanas, quiere decir, que no son sagradas, fábulas creadas por personas llevadas de diferentes espíritus de error, si leemos todo él capitulo, vemos que nos alerta directamente a nosotros, "venideros tiempos", de espíritus de mentira que quieren llevar presos a los que los escuchan. Cuando escuchamos uno de estos espíritus, y asentimos con lo que él dice, estamos entregándole nuestra libertad, puesto que nos estamos volteando de la libertad del evangelio de Jesús y estamos oyendo a espíritus de demonios, estos espíritus, enseñan a guardar los días, a que no se puede comer de todo, dicen: "es pecado", queriendo parecer religiosos, pero son profanos, estos espíritus, quieren hablar a nuestro oído, e incentivar nuestra curiosidad.
Pero el Espíritu Santo nos da la solución en el mismo versículo, "ejercítate en la piedad", notemos hermanos, la palabra que se usa, "ejercítate", la piedad debe ser ejercitada, debemos, como los músculos del cuerpo, ejercitarla diariamente, este es el antídoto contra estar escuchando este tipo de fábulas profanas, aunque nosotros tenemos la vida de Dios dentro de nosotros, a través del Espíritu de Vida, que mora en nosotros, debemos ejercitar nuestra alma y cuerpo diariamente en hacer el bien, en sacar esa Vida de Dios y darla a otros.
Continuemos, mis hermanos, haciendo el bien a todos, y más a los de la familia de la fe nuestra, agradando a Dios, guardando lo que ya tenemos. Bendiciones.
Henry Padilla Londoño 

1 comentario:

  1. es necesario que los creyentes sepamos la vedad en tiempos dificiles

    ResponderEliminar