jueves, 27 de mayo de 2010

Soy sano porque Cristo me ha sanado.

Pedro el Sembrador
He puesto ayuda en mi Hijo, a todo aquel que quiera,
He abierto una fuente de vida, para todo el que se atreva,
Fuente de agua y vida,
Ven, y toma gratis de la fuente de la vida.

A todo el que esté enfermo, a todo el que padezca,
Tu enfermedad lleve, en mis llagas las cargue,
Yo tome tu pecado y enfermedad,
Y morí por ti, eres libre, decláralo ahora,
Di en voz alta, Soy libre, soy sano,
Porque Cristo me ha hecho libre, Cristo me ha hecho sano.

Ya he hecho todo, mi pequeño, ya todo ha sido terminado,
Ahí en la cruz clame, consumado es, lo recuerdas,
Fue por ti, que dije Consumado es,
Ya lleve tu enfermedad, ya lleve tu pecado,
Recíbelo ahora, se libre, decláralo, dilo con tus labios,
Soy sano porque Cristo me ha sanado.

Mis ojos recorren toda la tierra, escudriñan,
Observan, quien es aquel que cree a mis palabras,
Quien dice: "yo creo, porque así está escrito"
Para todos es, los amo a todos,
Quien se atreve a creer,
Recuerdas lo que dije:
Al que creyere nada le sería imposible.
¿Crees tú?

Te amo, hijo, te amo mi niña hermosa,
Recibe mis palabras y se sanó,
Escudriña mis palabras, de ellas fluye la vida,
Oh, como los anhelo, un poquito de tiempo,
Y estaré con vosotros,
Los traeré a mí, para que estemos siempre juntos.
Toma mi mano, y levántate,
Es hora de decir, Yo creo en Cristo. Amén.

Henry Padilla Londoño

2 comentarios:

  1. Es un mensaje de mucho ánimo, gracias por compartirlo. Dios te bendiga, amigo.

    ResponderEliminar
  2. Bendiciones Pat, mujer esforzada y valiente.

    ResponderEliminar